AFEMCUAL nace para prestar la máxima atención a las cualificaciones, la formación y el empleo como variables clave de las políticas activas de empleo. Varios ejemplos nos pueden servir para ilustrar en grandes rasgos, lo que queremos conseguir.

 

Hay personas que han sido capaces de desempeñarse de manera correcta en el ejercicio de una determinada ocupación o profesión durante toda su vida, y sin embargo, carecen de una titulación académica que certifique esa experiencia. AFEMCUAL cree necesario que a estas personas se les reconozca su competencia por la vía de una titulación académica oficial que les sirva para consolidar su desarrollo profesional, al tiempo que actúe como palanca para una formación a lo largo de la vida y la permanente actualización de conocimientos técnicos.


De igual modo, otras personas poseen una gran formación, plasmada en innumerables títulos y certificados expedidos por distintas organizaciones educativas, pero no consiguen acceder a un empleo, o cuando lo hacen, su desempeño dista mucho de ser el cualificado. AFEMCUAL considera que estas personas deben mejorar sus cualificaciones, habilidades, destrezas y aptitudes necesarias para acceder al mercado laboral y poder aplicar los conocimientos técnicos que poseen. Las políticas de empleo, más que incentivos, deben orientarse a facilitar este proceso de adaptación en las transiciones, sobre todo de la escuela al mundo laboral.


En algunas zonas del territorio, las empresas tienen dificultades para encontrar los candidatos idóneos para los puestos de trabajo que ofertan. Bien porque las cualificaciones demandadas no se corresponden con las competencias de los trabajadores, o bien porque la demografía actúa de signo inverso. De igual modo, existen zonas en las que los trabajadores ofertan cualificaciones que las empresas no necesitan, o simplemente, tienden a otorgar un bajo valor. AFEMCUAL piensa que esta brecha de cualificaciones se tiene que corregir por medio de una observación continua de los procesos productivos y los cambios tecnológicos que afectan a las condiciones de los empleos, en términos de cualificaciones.

 

La información se debe trasladar al conjunto del sistema educativo y formativo para que la planificación de las enseñanzas se ajuste a esas necesidades de las empresas, y de igual modo, la población precisa la mejor orientación para poder tomar las decisiones más adecuadas con su carrera profesional.
 

Estos ejemplos ponen de manifiesto la estrecha relación que existe entre cualificaciones, formación y empleo, tres variables sin las que no se puede construir una estrategia profesional a lo largo de la vida, y tener garantías suficientes de desarrollo personal y laboral. AFEMCUAL apuesta por intensificar esa relación y desarrollar políticas y buenas prácticas que contribuyan a la misma.

DESCARGA
NUESTROS
ESTATUTOS
DESCARGA LA
INSCRIPCIÓN DE 
REGISTRO
¿POR QUÉ CREAMOS 
AFEMCUAL?

Contáctanos

info@afemcual.com

  • facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus